Cómo vestir según tu tipo de cuerpo - showroomdealma
17649
single,single-post,postid-17649,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive

08 Abr Cómo vestir según tu tipo de cuerpo

cuerpos1

Seguro que a todas nos ha pasado alguna vez eso de estar mirándonos durante horas en el espejo y decir… “¡Pufff…! ¿Por qué no tendré esto así o esta otra cosa asá?

Lamentablemente, es muy raro encontrar a alguien 100% a gusto con su cuerpo. Todos tenemos algo que nos desagrada y, en muchos casos, que nos acompleja.

Pero no tener un cuerpo diez no significa no poder lucirnos y sacarnos partido. Es muy sencillo hacerlo si nos conocemos y aprendemos a explotar al máximo nuestras virtudes.

Hoy, en Magazine Alma queremos ayudaros a utilizar la moda para ocultar todo aquello que no nos gusta y exaltar nuestras mejores características.

Lo primero que tenemos que hacer es olvidarnos del famoso 90/60/90. Cada mujer tiene una fisionomía y no, por tener unas medidas diferentes, vamos a estar peor. Hay que adaptarse a la constitución de cada una porque, aunque podemos cambiar nuestra figura con dedicación, siempre hay que tener en cuenta nuestra genética.

Lo segundo será identificar qué tipo de cuerpo tenemos. Con tipo de cuerpo vamos a referirnos a la forma, es decir, a la relación entre pecho, cintura y caderas.

Una cosa a tener en cuenta es que la forma del cuerpo  no va ligada al peso; una chica delgada puede tener la misma forma que una más gordita y viceversa.

Dicho esto, procedemos a identificarla. Mirándonos al espejo en ropa interior ya podemos hacerlo, pero si cogemos una cinta métrica nos quedará más claro.

Tenemos que medir el contorno de nuestro pecho, cintura (por encima del ombligo) y cadera (alrededor de la zona más ancha de los glúteos). Una vez hecho esto, habrá que ver qué relación existe entre las tres medidas para identificar cual es la forma de nuestro cuerpo.

         TIPOS DE CUERPO

manzana

Cuerpo Manzana (o circular)

Esta forma de cuerpo se caracteriza por tener una cintura ancha y busto grande. Es común encontrar un abdomen prominente.

El peso visual queda repartido en el tronco y, si no tenemos mucho pecho, se focaliza en la barriga.

Tenemos que tener en cuenta que la cadera está poco definida y las extremidades tienden a ser delgadas, lo que contribuye a crear sensación de torso grande.

Cuerpo Pera (o triangular)

pera

Este cuerpo es el más común.

Se caracteriza por tener las caderas más grandes que el pecho.

A veces, las piernas y el trasero también suelen ser más anchos y grandes y suelen estar más llenos.

Los hombros tienden a ser estrechos.

El cuerpo pera se considera la figura más curvilínea.

reloj

Cuerpo Reloj de Arena

Este tipo de cuerpo es el que se define como “Cuerpo perfecto” pero, a su vez, es el menos común.

El pecho y las caderas se encuentran en la misma proporción, y la cintura es estrecha y bien definida.

Esta forma crea las curvas en los sitios correctos y más favorecedores.

Cuerpo Fresa (o triángulo invertido)

fresa

Podríamos decir que este es el tipo de cuerpo “nadadora”.

Se caracteriza por tener los hombros más anchos que las caderas, siendo la mitad superior más grande que la inferior.

Los hombros tienden a ser cuadrados y rectos.

La cintura y la cadera están poco definidas.

Además, los glúteos suelen ser planos.

columna

Cuerpo Columna (o rectangular)

La principal característica de esta forma es que la cintura tiene prácticamente el mismo ancho que el pecho y las caderas.

Es un cuerpo con pocas curvas, puesto que la cintura está poco marcada.

Así, la caja torácica es la que define la mayor parte de la figura.

Aunque se trate de una forma bastante recta, esto no quita que se pueda tener un volumen de pecho, un buen trasero o, si estamos en baja forma, algo de barriga.

Y estos son los cinco tipos de cuerpos que existen. ¿Ya has encontrado el tuyo?

Todos los cuerpos tienen sus ventajas e inconvenientes, y no a todos les sienta bien lo mismo. Así que vamos a ver cómo vestirnos para sacarnos el mayor partido.

Pero antes de empezar, nos gustaría daros unas pequeñas pautas a tener en cuenta a la hora de vestirse.

   – El escote en V sienta muy bien a las chicas con mucho pecho (independientemente de sus figuras).

  – Los colores sólidos nos ayudan a disimular curvas.

  – Los estampados y brillos ayudan a centrar la atención, por lo que hay que usarlos correctamente.

Y dicho esto, vamos a ver cómo vestirnos según nuestro cuerpo. Y recuerda salir de tu zona de confort y tener en cuenta todas tus opciones. Una mente abierta puede ser una gran aliada.

          VÍSTETE SEGÚN TU FORMA

Cuerpo Manzana

Lo principal en este tipo de cuerpo es utilizar ropa a nuestra medida. Nada de una talla más o una talla menos, puesto que nos veremos más voluminosas en ambos casos.

Tenemos que alejar la atención de nuestra cintura, por lo que no debemos usar prendas que se ajusten a esta zona o que lleven cinturones.

Evitemos los estampados fuertes o grandes, ya que nos dará sensación de mucho más volumen.

También habría que evitar los pantalones pitillo o mallas; nuestras piernas lucirán más delgadas y eso aumentará el tamaño de nuestro torso.

Estiliza tu figura realzando el cuello y los hombros. Los escotes en V quedan genial. También podemos utilizar collares para centrar más la atención en esta zona.

Que haya que focalizar la atención en la parte superior no significa que haya que recargar este área, si no conseguiremos el efecto contrario al deseado.

El corte imperio y los vestidos en A nos harán parecer más estrechas y evitarán marcar nuestra figura.

También podemos lucir nuestras piernas con shorts o faldas (evitando las muy ajustadas).

Y si todo esto lo acompañamos de unos buenos tacones que nos estilicen más, mejor. Un zapato de aspecto pesado (como una bota militar), puede hacer que nuestras piernas se vean más pequeñas.

Aquí os dejamos algunas ideas para lucir esos cuerpos Manzana esta primavera.

Esta blusa mesonera (ver), o con cuello de barco, es ideal para centrar nuestra atención en los hombros. Al llevarlos al descubierto nos da un toque sexy y, como es holgada, la cintura queda oculta.

Los vestidos lenceros (ver) están muy de moda esta temporada. Este luce un bonito escote en V, adornado con puntilla. El estampado es muy discreto y el corte imperio lo hace ideal para esta figura; definimos el pecho sin marcar la cintura. Y además, podemos lucir nuestras piernas. ¿Qué más le podemos pedir?

Si tienes un evento especial, este vestido es perfecto. Este vestido de fiesta (ver) encaja a la perfección con la forma manzana. El escote en V y el corte imperio focalizan la atención en el pecho. La falda con caída nos hará parecer más altas, y el color sólido (y negro) se encarga de ocultar esas curvas poco deseadas.

Cuerpo Pera

Con este cuerpo tenemos que centrarnos en llamar nuestra atención en la parte superior para compensar las caderas.

Tendremos que evitar pantalones skinny que hagan nuestras piernas más delgadas, pues nuestras caderas se verán más anchas.

No utilicemos cinturones a la cadera o prendas con bolsillos que enfaticen esa zona.

Del mismo modo, las blusas deberían ser más largas o más cortas, pero nunca deben cortar a esa altura.

Destaquemos el pecho y los hombros.

Podemos utilizar prendas con flecos, volantes, adornos… para aumentar la atención en esa zona. Blusas con estampados, colores, rayas horizontales… siempre en su justa medida y sin que parezca un disfraz.

Algo a tener en consideración es que a la hora de combinar prendas, la parte inferior deberá ir en liso y en colores más oscuros que la superior, si no, la atención se focalizará en esa zona. Si combinamos  de esta forma, tendremos que añadir elementos (como un volante) en la parte superior para compensar.

Sientan bien las faldas a la cintura y pantalones de tiro alto.

Y para esta primavera, aquí tenéis algunas ideas desde Alma.

No temáis a las faldas de tubo (ver). Son ajustadas, pero al comenzar desde la cintura, le quitamos fuerza a la cadera.

Este top de topos (ver), a parte de su carácter alegre, es muy llevadero. Centra nuestra atención en ese hombro sexy que queda al descubierto y, además, el volante aporta un volumen extra en la zona del pecho.

Una opción más de fiesta es este vestido de bailarina (ver). La parte superior lleva todo el peso. Marcamos la cintura a través del lazo y la falda con caída disimula las caderas.

Cuerpo Reloj de Arena

Evita la ropa que te haga parecer cuadrada.

Si eres de las pocas afortunadas de pertenecer a esta categoría ¡Aprovéchalo!

Sal de la ropa holgada y aprovecha la cintura como punto de atención.

Utiliza prendas que marquen tu silueta (no hace falte ir embutida, con insinuar es suficiente) y ciñe tu cintura para enfatizar más las curvas.

En cada look debemos elegir una parte a destacar (superior o inferior) y es importante no usar estampado en todo el atuendo; tenemos que equilibrar volúmenes.

Los vestidos largos, los pantalones pitillo y los tops que huyan de lo oversize son algunos de nuestros mejores aliados.

Si tienes esta forma, hay que lucir cuerpo si o si. Por eso, os dejamos estas prendas. A ver qué os parecen.

Los vestidos de blonda (ver) están en auge y apetecen muchísimo con el buen tiempo. Este vestido ciñe hasta la cadera, donde comienzan unos ligeros volantes, lugar al que se ha decidido dar el volumen, que además se enfatiza por medio de un cinturón. Con un tono morenito de piel, serás la reina del verano.

Las faldas evasé (ver), o falda de tablas, sientan muy bien. Ciñen nuestra cintura y aportan volumen en la zona de la cadera. Además, llevan de tendencia varias temporadas.

Este vestido griego (ver) es estupendo para algún evento. La atención queda centrada en la parte superior con el escote en pecho y espalda. La cintura queda bien definida por medio del cinturón y al ser un vestido largo y tener caída estiliza la figura.

Cuerpo Fresa

Aquí tenemos que centrarnos en dar volumen a la parte inferior.

Nada de volantes, estampado grandes y vistosos, flecos… en la parte superior. Son mejor los colores lisos y discretos.

Por el contrario, todo eso está permitido en nuestra parte inferior.

Las faldas en A, los pantalones anchos, las faldas tableadas, con adornos… Todo lo que nos cree un volumen extra de cintura para abajo es bien recibido.

Además, podemos ayudarnos de un cinturón para marcar nuestra cintura y enfatizar un poco más ese corte.

Mira estas prendas. Seguro que algo te interesa si tienes el cuerpo fresa.

Esta falda con vuelo (ver) te ayudará a generar volumen en las caderas. Marca la cintura y tiene un movimiento increíble, lo que te ayudará a crear looks dinámicos.

Esta falda tableada (ver) está realizada en un tejido algo más rígido, de manera que no pierde el volumen. Nace desde la cintura, lo que ayuda a crear una ilusión de caderas anchas.

Este vestido de fiesta (ver) es una buena opción para un gran evento.

Hombros y pecho van cubiertos, de manera que no destacan en exceso. A pesar de llevar un estampado en la parte superior, éste no es recargado, por lo que no genera un gran volumen.

Va ceñido a la cintura y  tiene la falda en A y tableada. El volumen extra en la cadera está asegurado.

Cuerpo Columna

Lo más importante a la hora de vestir, si tienes este cuerpo, es romper la figura. Si la cintura está poco definida ¡vamos a marcarla!

Marca muy bien la parte superior de la inferior. Ayúdate de cinturones para generar esos cortes. Cualquier prenda que se coja a la cintura es buena.

Los vestidos entallados sientan muy bien, ya que marcan todas nuestras curvas por escasas que sean. Por el contrario, evita cortes rígidos que te hagan parecer más cuadrada todavía.

Podemos ayudarnos de volantes para crear volumen en la zona del pecho y las caderas.

Los escotes en V también ayudan a enfatizar el cuello y el busto.

El corte peplum (tanto en blusas y vestidos) es ideal para nosotras.

¿Tienes esta forma? Pues a ver qué te parecen estas propuestas.

Este pantalón alto (ver) es suelto, lo que aporta volumen, y entalla en la cintura marcándola.

Esta blusa con volantes (ver) enfatiza nuestro pecho por su escote en V. Además, los volantes ayudan a generar volumen y presenta un corte parecido al peplum, lo que define la cintura y contornea las caderas.

Este vestido de fiesta (ver) es perfecto para eventos especiales, es ceñido por lo que marcará todas nuestras curvas, por pocas que sean.

La espalda descubierta le aporta un punto sexy a la delicadeza del vestido.

Recuerda que en cada artículo de la web de Alma Showroom (ir) encontrarás una guía de tallas en relación con las medidas de tu cuerpo. Así será más fácil que encuentres la más adecuada para ti.

Y hasta aquí llega nuestro artículo. Esperamos que os haya sido útil y que a partir de ahora os saquéis el máximo partido.

¡Vístete tal y como eres! ¡GUAPA!

Sin comentarios de momento...

Escribe un comentario

Pin It on Pinterest